VIDEO JUEGOS Y EFECTOS PSICOLÓGICOS

 

COMO ENSEÑARLES A LOS NIÑOS NO VOLVERSE LOCO CON LA WII.

"La semana pasada llamo angustiada la mamá de un niño de nueve años porque no podía parar de reírse  y no podía sumar 5+2", cuenta la sicóloga Sandra Troncoso, del Centro Psiquis, sobre los efectos que causó en el niño estar conectado horas a la pantallas.

Estaba con licencia médica,  de modo que el pequeño no fue al colegio ese día y quedó al cuidado de la nana mientras sus padres trabajaban.

"Se conectó a la tablet  tres horas seguidas,  más el televisor y la Wii. Después de eso fue a hacer la tarea de matemáticas y no podía sumar. Además,  no paraba de reírse ", continúa la especialista, que concluye que el niño tuvo una sobresaturación. No es el primer caso  que observan en ese centro de atención , donde tratan distintos tipos de adicciones, e incluso notan que llegan más pacientes por abusos de tablets, celulares y computadores.

Y no es extraño, considerando el aumento en Chile de las ventas de estos dispositivos móviles. Según cifras de la firma de estudios de telecomunicaciones IDC, la comercialización aquí creció en más de 300.000 unidades durante el primer trimestre de este año en comparación con el año pasado,  alcanzando el millón 230 mil smartphones. En la venta de tabletas Chile incluso supera a Brasil y México, con 328.000 unidades en ese período.

El fenomeno es global. Los médicos de Corea del Sur acuñaron el término "Demencia Digital " para definir la pérdida de memoria de datos básicos en jóvenes como su propio número de teléfono o el de su carnet de identificación. Esto se significa un deterioro de las capacidades cognitivas observadas antes en personas con enfermedades siquiátricas o lesiones cerebrales.

"El uso excesivo de los telefonos inteligentes y dispositivos de juego obstaculiza el desarrollo equilibrado del cerebro", advirtió el médico Byun Gi-won del Centro para equilibrio del cerebro de Seúl al diario "Korea JoongAng Daily". El médico surcoreano detalló que los usuarios que se pasan de la raya con la tecnología desarrollan el lado izquierdo del cerebro y dejan sin desarrollo el hemisferio derecho, relacionado con la capacidad de concentración, lo que a la larga afecta la memoria y la atención y da paso a la aparición temprana de la demencia. En los niños es especialmente riesgoso, porque se corre el riesgo de un desarrollo sub-emocional.

"Incluso en la sala de espera de las consultas la mamá le pasa el celular a el niño para que este quieto y con eso estamos fomentando una adicción peligrosa", advierte la sicóloga del centro Psiquis.

El neurólogo Jorge Gonzales del Programa de Memoria de la Universidad Católica considera que es difícil hacer un diagnóstico culpando al celular, aunque hay estudios en animales y personas que indica que las ondas pueden producir problemas a nivel cerebral.

"En humanos se han hecho estudios que muestran que cuando una persona se expone en los minutos posteriores pudiera haber un decremento de la memoria. En la práctica están aumentando los diagnosticos de niños con déficit atencional, pero si los celulares tienen o no que ver es difícil saberlo ", comenta.

También acota que en caso de los adultos mayores anotar algún dato que necesita,  aunque sea en el celular, ayuda a entrenar la memoria.